martes, 20 de enero de 2009

España vuelve a contar en política exterior

En su primera legislatura, Zapatero mostró como España podía liderar por primera vez en la historia la extensión de derechos de los ciudadanos. No sólo derechos civiles como los matrimonios homosexuales, sino también en derechos sociales como la ley de la dependencia, el importante incremento de las pensiones o la subida del salario mínimo. Estas políticas han servido de guía en otros países para profundizar en el desarrollo de derechos fundamentales e incrementar los ámbitos de libertad del individuo y la protección de esos derechos.

La Legislatura anterior también supuso un avance fundamental en la ayuda al desarrollo y, sobre todo, una nueva aproximación, desde Europa, a los problemas del hambre, la miseria y el abandono de extensas zonas del planeta. La Alianza de Civilizaciones servirá también combatir con más eficacia, desde la raíz, al problema del terrorismo internacional. En esta legislatura, marcada por la irrupción de la crisis económica, Zapatero ha ido también por delante con respecto a las medidas frente a la crisis. Nuestro Gobierno fue el primero de Europa que reaccionó con más prontitud ante la crisis. Las primeras medidas se tomaron ya en abril del año pasado.

Además, el Gobierno ha promovido una respuesta internacional coordinada. Primero acordando con Sarkozy una reunión del Eurogrupo para dar una respuesta común en seno de la UE. Y, después, consiguiendo que España participara, por primera vez, en una reunión del G20 para dar una respuesta global a la crisis. España se anticipó también en la movilización de inversión pública, a la que se han sumado países como Reino Unido o Alemania que acaba de anunciar un plan de inversión público y EEUU que lo hará cuando tome posesión Obama.

Así mismo, algunas de las políticas anunciadas por Obama son prácticamente las mismas que algunas que ha aplicado ya Zapatero en España. Por ejemplo: aumento de la inversión en I+D+i; el anuncio de devolver a los trabajadores la cantidad de 500 dólares (devolución de los 400 euros) o a la apuesta por las energías renovables (tal como el mismo Obama enfatizó hace unos días).

La prueba más reciente del creciente peso que nuestro país ha adquirido en política exterior ha sido la participación en la reciente cumbre internacional celebrada para buscar un alto el fuego y la mediación para la resolución del conflicto en Gaza. Zapatero, que ha censurando sin ambigüedades la desproporcionada intervención de Israel, ha apostado desde el primer momento por una decidida intervención de la UE y de EEUU para parar la tragedia de Palestina y mediar para alcanzar una paz justa.

El mundo se enfrenta a nuevos retos a los que ha hay que hacer frente de forma coordinada. Y los problemas que ya existían requieren también de actuaciones comunes para intentar solucionarlos. España, gracias a la iniciativa política de Zapatero, es un actor en la búsqueda de respuestas y de materialización de estas nuevas políticas. La presidencia de Obama va a suponer un nuevo modo de hacer frente a los desafíos que la comunidad internacional tiene por delante. Y España vuelve a contar en este ámbito.

6 Comments:

At 20 enero, 2009 18:48, Blogger ignacio75 said...

Creo que tienes un concepto demasiado elevado de ZP, a mi me gustan que las cosas se hagan bien. ZP es un buen politico ( los resultados electorales le avalan ), pero es un dirigente malo y con escasa preparación. Le falta formacion para asumir los retos que se le presentan.Solo le voy a comentar un detalle, en la era de la globalización, no se puede permitir tener un presidente que no sepa hablar idiomas ( ingles preferentemente ), si te piden idiomas hasta para ser cajero de un banco....

 
At 20 enero, 2009 20:09, Blogger sami said...

Estimado compañero:
Nunca españa dejó contar en política exterior. Lo que negó nuestro partido y nuestro gobierno es perder la dignidad nacional que hemos perdido con Aznar y aceptar mala calidad de polítca exterior para españa.España fué el destacado y respetado amigo del mundo árabe hasta que llegó el PP al poder en 1996.La política exterior nuestra se ha convertido de la noche a la mañana en apoyar e incitar intervenciones, injerencias en otros países como Irak, cuba, venezuela etc.... Aznar se capitalizó para sí esta polítca por motivos psicológicos y de autoestima olvidando de todo el legado que cosechó nuestro país como protagonista mundial de concordia y paz. menos mal que españa está recuperando el protagonismo como la valiente manifestación de Zapatero sobre la masacre de Gaza o su viaje a Egipto e Israel para restaurar la paz en la zona.A propósito, me gustaría saber la sensación de Aznar cuando su amigo Bush no le llamó en su despedida o no la puso una medalla de honor. Aznar es un personaje que baila en la oscuridad. En el futuro hablará sólo en su silencio interior.

 
At 20 enero, 2009 21:36, Blogger José Javier said...

Don José, creo que ha seguido con demasiado entusiasmo y atención la investidura del nuevo presidente de los EEUU.

Estoy a grandes rasgos en consonancia con usted en el terreno de las ideas. Con Barack Obama y su Gabinete de Administración se abre una época esperanzadora, donde un giro radical de la política hacias las libertades fundamentales y del Estado del bienestar esperamos todos con ilusión y atención (incluso algunos, como yo, con algo de recelo).

Pero, por favor, en materia económica ya está bien de tomarnos el pelo:

"Nuestro Gobierno fue el primero de Europa que reaccionó con más prontitud ante la crisis. Las primeras medidas se tomaron ya en abril del año pasado."

¿Ahora resulta que sabían de la existencia de la crisis allá por abril? ¿O es que tomaron medidas anticrisis sin tener razón para ello? ¡Válgame Dios la que le van a espetar mañana los del PP! Y encima responderán con alguna "ingeniosa" contraargumentación... Si yo fuera usted, agacharía la cabeza y esperaría a que dejaran de "llover collejas verbales"...

"(...) algunas de las políticas anunciadas por Obama son prácticamente las mismas que algunas que ha aplicado ya Zapatero en España. Por ejemplo: aumento de la inversión en I+D+i; el anuncio de devolver a los trabajadores la cantidad de 500 dólares (devolución de los 400 euros) o a la apuesta por las energías renovables."

Eso, Don José, haga suyas y de su partido las ideas del I+D+i y las energías renovables... Lo mismo es la I+D+i en EEUU que en España, lo mismo sus niveles de competitividad y su flexibilidad del mercado laboral (no ahondemos en este tema de lo laboral...). Lo de las energías renovables viene ya de bastante antiguo: con fuerza desde 1973, con la crisis energética del petróleo.

Sólo espero que tan alto precio que nos están haciendo pagar al grueso de los españoles -que somos los de medio y bajo "rango" (los de arriba tendrán sus penurias, como todo el mundo, pero digo yo que serán menos)-, al menos sienten unas buenas bases sociales y de progresión y fortalecimiento en las libertades individuales.

En resumidas cuentas, que esto del modelo social y económico de la izquierda como que me lo creo a medias. Tan sólo la primera mitad...

Por cierto, respecto a lo de aportar soluciones: aunque es terrible, la única manera de arreglar de forma "rápida" la actual crisis española es mediante -y agárrense al escritorio bien fuerte- recortes salariales. Lo dicen los manuales de macroeconomía y algún que otro Premio Nobel de Economía. Si esto no les interesa, les propongo que a su equipo de economía teórica les pidan un nuevo manual, que nos están volviendo locos...

 
At 21 enero, 2009 00:43, Blogger Hombre Vacuo said...

Desde luego que estas iniciativas de España en el Exterior siempre son positivas y al final cualquier acto tiene su consecuencia, y los frutos que podemos recoger de sembrar este tipo de semillas sólo pueden ser buenos, conseguiremos limpiar nuestra imagen, y lo que es más importante conseguir que se esparza por el mundo el polen de esta dimensión ética de la política de Zp.


A lo mejor ha llegado el momento de materializar la verdadera Europa de De Gaulle. Un sueño que parece que se nos resiste por los intereses nacionales de los estados miembros de la UE.

Pero, la defensa de los derechos fundamentales y desarrollo de las libertades de los ciudadanos que hacen progresar un Estado deberían aplicarse en todos los rincones del planeta. Y con un ejecutivo europeo que tuviera poder de verdad, todo sería mucho más sencillo.

Estoy convencido que el camino es Europa, y que en tres o cuatro generaciones habremos avanzado mucho en este terreno.

 
At 22 enero, 2009 18:53, Blogger denmadrid said...

Bueno.... No nos beneficia el compararnos con el vergonzoso ex-régimen de USA, ni con los elitistas de Sarko y Brownie, que en nada benefician a sus países. Penoso es que los laboristas ingleses sean parte del grupo socialista europeo, porque con amigos asi....
Basta de repetir y copiar ´economía´ neoliberal del siglo pasado, cuando se necesitan modelos totalmente nuevos, que no se van a crear con rescates para los verdaderos culpables.
Ni un euro más sin controles exhaustivos. Ni para bancos, ni para empresas, ni para municipios que no responden a la ciudadanía.
Hay que incluir a los sectores sociales como participantes activos del plan, o no cambiará nada y no habrá ni viejo, ni nuevo empleo.

 
At 06 febrero, 2009 13:49, Blogger Rafa Castillo said...

Tienes razón, Pepe, en el título del comentario. España, que fue un elemento centrar en el desarrollo de la Unión Europea y en general en el mundo con Felipe González, vuelve a recuperar su papel con Zapatero de una forma que se mostrará más clara desde el inicio de la presidencia de Obama. Pero que ya venía siendo así en la legislatura anterior.
No en vano, sin grandes estridencias durante la pasada legislatura se fueron resolviendo problemas internacionales como el Chad o el secuestro de barcos en los que estaban involucrados ciudadanos españoles.
Y España fue llamada a participar en la resolución de problemas internacionales como en el caso del Líbano. O sigue activo en su papel de mediación en Oriente Medio sin tener que renunciar a hacer oír claramente su postura ante Israel. Con la misma firmeza que el gobierno de Felipe se opuso a que los aviones que bombardeaban Libia cruzasen nuestro espacio aéreo o manifestó su oposición a la invasión de Panamá.
El único problema que ensombrecía una buena política exterior, incluida la propuesta de la Alianza de Civilizaciones que esperemos pueda relanzarse en el nuevo escenario, fue la presencia del más mediocre presidente que nunca tuvo USA, cuya incapacidad de análisis le hacía caer en la simpleza del conmigo o contra mí, con la inestimable ayuda del bigote que siempre tenía detrás.
Ahora nuevamente entran en valor en USA, en Europa con permiso de algunos ya lo estaban, los valores del multilateralmismo, la solución diplomática de los conflictos, la solidaridad internacional o el trabajo conjunto por el medioambiente. La política en la que ya nos había situado Zapatero.
Como en toda política, y más la exterior porque depende de terceros, habrá éxitos y fracasos. Poro que nunca más tengamos que avergonzarnos de nuestra política exterior. Que nunca más nos involucren en guerras injustas o de intereses. Que nunca más tengamos que renunciar a nuestra opinión ni a nuestros valores para ser reconocidos con una costosa medalla. Que podamos seguir siendo fieles amigos de nuestros amigos, tan fieles, que podamos advertirles lealmente cuando entendemos que se equivocan. Como hacen los amigos de verdad.
Que nunca más nuestra política tome la dirección servil que le quiso dar aquel presidente que nos quiso sacar “del rincón de la historia” para situarnos de rodillas bajo la mesa del despacho oval. De becarios de Bush.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home