viernes, 12 de diciembre de 2008

Lo de Bombay... es de lo que no hay


Ayer recibí una carta que agradezco por varios motivos. Muchos han sido los comentarios sobre lo acontecido en Bombay por el terrible atentado que costó la vida a casi 200 personas y que puso en riesgo la vida de más gente aún. Muchos han sido también los que se lanzaron a hacer comentarios sin saber exactamente lo que había ocurrido allí. Y lo que es peor, sin querer conocer detalles para no estropear lo que ya tenían decidido: había que enmascarar una huida con la careta de gesto heroico y era la oportunidad para atacar a otros, sencillamente, por llamar a las cosas por su nombre.

“Estoy seguro que su buen hacer y diligencia han contribuido a que tanto nosotros, como los demás españoles que se encontraban en esa ciudad hayan regresado con bien de tan triste experiencia”. Así concluye la carta de agradecimiento que me envía un alto representante del colectivo que nutría la delegación que acompañaba a Esperanza Aguirre en su visita a Bombay. No quiero revelar más detalles de la misiva.

Tiene valor el testimonio porque fue uno de los que sufrió el terrible acoso de la muerte en el hotel Oberoy. Y esta persona, como otros miembros de la delegación, saben quienes fueron los primeros en movilizarse y cómo; quién comunicó con algunos de ellos en los primeros momentos de confusión y pánico; quién escuchó sus demandas y quién realizó gestiones, al más alto nivel, para ofrecerles todo el apoyo que, inmediatamente, se materializó con la movilización de los representantes de la administración española a distintos niveles y de medios a su disposición.

A pesar de los insultos que recibí en su momento no he querido contar cómo viví yo aquella noche. Sé lo que hice: lo que debía como responsable político y como ser humano que debe ayudar a sus compatriotas en un momento de apuro. Lo importante era salvar a toda -insisto, toda- la delegación que acompañaba a Esperanza Aguirre así como al resto de españoles y españolas que se encontraban en Bombay. Yo sé lo que hice. Y algunos de los españoles y españolas atrapados en el horror del Oberoy también. No tengo necesidad de justificar mis acciones públicamente. Hice lo que creía en conciencia. El quid de la cuestión es que otras y otros también saben lo que hicieron y, por eso, siguen intentando justificarse. Pero eso ya queda para la conciencia individual. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio.

16 Comments:

At 12 diciembre, 2008 12:01, Blogger JUAN MANUEL GUZMAN said...

Don José, le he seguido en algunas ocasiones y me he decidido a escribir por que aunque estamos en las antípodas ideológicas le admiro como comunicador, es una persona que llega a la gente de una forma sencilla, y esos hace que sus ideas calen en sus amiradores y en sus detractores, y eso entre otras cosas es la riqueza política que hace que gente como yo, con ideas contrarias le admire.
Pero le escribo para darle la dirección de un blog que acabo de iniciar, para que me lea y si es posible lo enlace con el suyo ya que facilitar a los demás el acceso a gente con ideas políticas distintas enriquece la democrácia. Un saludo. JUAN MANUEL
mi blog: http://guzmanytorres.blogspot.com/

 
At 12 diciembre, 2008 18:54, Blogger Susi Detory said...

Lo de Esperanza Aguirre, intentando disfrazar de sangre fría lo que no fue más que una huída escandalosa, es de traca. Pero ahora nos has dejado a medias con la historia del rescate ¿no nos puedes contar un poco más?

 
At 12 diciembre, 2008 19:15, Blogger Manolo said...

Este asunto va a traer cola.
Es lamentable que los ciudadanos de Madrid pudieran valorar casi tanto la dimensión de su presidenta por esto como por su desastrosa gestión de los asuntos públicos. Pero es así y no debe pasarse por alto.
La patochada de achacar a los demás el deseo de su muerte en Bombay lo que busca es escaparse de un análisis de lo ocurrido en este incidente.
Nadie pone en cuestión que en semejante confusión del primer momento, cada uno pudiera comportarse sin heroismo, y se buscase una salida.(Aunque quizá fuera posible vadear los "charcos de sangre" en vez de pisarlos).
Lo grave es su carrera hacia el aeropuerto y su salida en el primer avión. Estaba en lugar seguro y sólo caben dos explicaciones 1ª.- Efectívamente estaba atemorizada más allá de lo exigible a un adulto, presidente de delegación y representante político; o 2ª.- No pensaba más que en el protagonismo de su entrada triunfal en Madrid.
Esta señora, en ambos supuestos, se habría retratado.

 
At 12 diciembre, 2008 22:02, Blogger Fonseca said...

Me sumo a lo dicho por Juan Manuel Guzman y añado que además es el político más atractivo del panorama actual. Me encanta su garbo y su forma de expresarse.

También me sitúo en sus antípodas ideológicas aunque nos une algo muy importante, el pensamiento libre. Y no le pido que me linkee porque tal vez sea muy pretencioso por mi parte querer que mi humilde bitácora esté entre sus enlaces. Pero sería todo un honor que me visitara, aunque fuera de manera anónima. Para ello le dejo la dirección.

http://fonsecablog.blogspot.com

Un saludo afectuoso.



Fonseca

 
At 12 diciembre, 2008 23:52, Blogger Lorenzo said...

Estimado Sr. Blanco, no le voy a discutir lo mucho que hizo en la crisis de Bombay, ya que no tengo motivos para poner en duda sus palabras. Ahora bien, lo que creo que es discutible es presumir de lo que uno hace sentando en un despacho, que puede ser muy positivo, y compararlo con lo que hacen otros que se encuentran metidos fisicamente en el tragico suceso. Creo que podría presumir en publico si hubiera cogido usted un avión y se hubiera plantado allí mismo a sacar los españoles, pero presumir de las medidas que usted tomo en la comodidad y seguridad de su despacho criticando a los que se encontraban con su pellejo en aquella situación, pues con todos mis respetos, pero alguna pequeña sonrisa aparece en mi rostro.

Aún así, le aplaudo si tomo medidas para ayudar a los españoles que se encontraban en apuros en Bombay, a pesar de que intente utilizar un momento tan angustioso para sacar tajada politica.

 
At 13 diciembre, 2008 00:07, Blogger edna said...

No es una opinión, es un hecho: usted continua justificandose...

Y lo peor de todo es que ante una acusación que nadie le ha hecho, imagino que ya conoce el dicho "explicación no pedida: acusación manifiesta".

Imagino que este comentario no saldrá publicado (el alarde de pluralismo y libertades siempre esconde a la dictadura más ruin) sin embargo espero que lo lea.

Un saludo Sr Blanco

 
At 13 diciembre, 2008 10:58, Blogger hasta los mismísimos said...

yo solo me hago tres preguntas:
1- Si Dª Esperanza es gafe y no tiene un equipo de colaboradores-as adecuado que al menos le preste unos zapatos ¿Como va a ser capaz de regentar un País, que es a lo que parece que aspira?

2- Si salió corriendo descalza y pisando charcos de sangre y cristales rotos ¿donde se hará las pruebas del SIDA? porque ahora que ha disminuido los recursos a los centros de prevención de ETS en la Comunidad de Madrid y ha puesto médicos-as que en lugar de mirar el cuerpo tratan de "salvar" el alma de quienes van a esos centros con charlas moralizantes lo mismo le piden explicaciones de por que, si estaba en la habitación con un amigo de la infancia salió en esa especie de combinación que llevaba y descalza y por qué ambos fueron los últimos en salir de la habitación en todo el hotel. A los-as demás nos importa un bledo y no vamos a sacar conclusiones que pueden ser erróneas ni sobre eso ni sobre sus supuestos poderes mentales para "adivinar" lo que piensa el Gobierno, pero si va al centro de prevención y tratamiento de ETS de la calle Sandoval seguro que alguna doctora que hay por allí la pone a bajar de un guindo...

 
At 13 diciembre, 2008 11:53, Blogger Agua said...

El título de su post no me parece oportuno en absoluto, para qué le voy a decir lo contrario.

Por lo demás...decir, sin poder decir, es como no decir nada, o peor incluso.

Aunque tengo que reconocer que no soy objetiva, pues todo lo relativo a esta señora me aburre cada vez más.
No digo más que a mí ya ni me provoca, por muy gordo que sea lo que suelte.

Y es que algunos confían en que intentando no dejar indiferente a nadie parecerán valerlo, cuando es justo al contrario: hay que valerlo para no dejar indiferente a nadie.

 
At 13 diciembre, 2008 19:26, Blogger MangasVerdes said...

Es una pena que esto que cuentas no se sepa. Creo que deberías decirlo más alto y más claro y sacar de dudas de una vez por todas a la ciudadanía sobre lo que pasó en Bombay.

 
At 13 diciembre, 2008 19:45, Blogger Agrupacion de Hondon de los Frailes said...

Creo que hiciste lo que debias, primero como persona y despues como cargo publico.La buena voluntad de las personas se demuestra con sus actos y tu lo has hecho.Tu conciencia la tienes limpia y libre.

 
At 14 diciembre, 2008 10:46, Blogger Agua said...

Una curiosidad, que como no viajo en avión, no sé: ¿de verdad de verdad de verdad que no venden medias en el Duty Free, ni hay ninguna azafata que lleve unas de repuesto para prestarle, dado el caso, ni uno solo de los amigos que para allá fueron le pudieron llevar unas que tuviera su mujer recién compradas en el cajón, o ni una sola de las compañeras tenían unas de repuesto a mano?

¿Tanto diferencia de frío hay entre llevar o no medias en una comparecencia de unos minutos?

Me perdonen, pero yo no me lo creo.
Y soy mujer y sé de lo que hablo.

 
At 14 diciembre, 2008 13:17, Blogger Natalia Pastor said...

Mi más rendido reconocimiento,Don José.
Ver que que usted se preocupó por la situación de Esperanza Aguirre y de los españoles en Bombay,nos hace sentirnos orgullosos de su gestión y capacidad.

 
At 14 diciembre, 2008 13:28, Blogger Agua said...

Que como sigan así, entre algunos, ya sea por ponerlos encima de la mesa o por ponerles "espontáneamente" calcetines a lo Britney Spears, van a conseguir cambiarle el significado a las siglas PP por el de Política con los Pies.

Lo que yo le diga, don José, mucho mejor perder el tiempo con los que hacen política con la cabeza...que como mínimo, lo merecen más.

 
At 14 diciembre, 2008 18:50, Blogger MAX said...

Teatralidad y escenificación: los ‘peucos’ que nunca debieron aparecer.

¿Cómo una señora tan noble puede aparecer con unos ‘peucos’ después de viajar desde la India (imagino que con escalas) hasta el aeropuerto de Barajas, y desde este, hasta el palacio donde dio la rueda de prensa, sin que su protocolario gabinete, no percibiera tamaño desliz y tan gran osadía, contra toda norma de urbanidad?
El atrezzo del que hicieron gala, sacando desde las bambalinas a tan correosa señora, deslució sin medias (imposibles de conseguir en ningún comercio), abrigada con unos modestos ‘peucos’ (prestados para la ocasión).
La diplomacia creo que es el arte de la discreción. Hacer sin que se note; ser eficiente, sin aparentarlo; hacer que lo imposible parezca posible; que la acrobacia parezca un traspié.
Pero nuestra actora, cual vedette de la ciudad de las luces, y arropada por su cohorte, desgranó uno a uno su vivaz ‘tocata y fuga’ interpretada con los silencios musicales que su papel aconsejaba.
Estos silencios, son también parte de la escena, y nadie puede hacer desaparecer ante la evidencia, y la platea llena de testigos.
No intente reescribir la historia, todavía esta en el entrevelo de su sueño, y sus bocetos y borradores, todavía aparecen en las rotativas, y blogs.

Se cierra el telón, fin del primer acto.

El espectáculo debe continuar.

Saludos desde Xàbia/Javea
http://marinaaltaxabia.blogspot.com/

pd: Y esta es la segunda vez que te lo mando.

 
At 15 diciembre, 2008 12:26, Blogger gorkataplines said...

Hola Don José.

Veo algunos comentarios que le hacen por aquí con muy mala leche y también veo, y me encanta verlo, que usted los pone en su blog con gran deportividad y bonhomía. Ese detalle tan simple es la diferencia entre la izquierda progresista, comprometida y democrática y la derecha cavernaria, crispadora y guerracivilista. No nos perdonan que el pueblo les sacara del poder (que es lo único que les importa). De la Espe prefiero no hablar, me enciendo demasiado y no quiero ser como ellos.

Animo, Don José, que algún día sabremos todo lo que hizo por los compatriotas que sufrían en Bombay y los que hoy le critican se tendrán que tragar sus infames palabras. El hecho de que no lo cuente ahora dice mucho en su favor: Donde usted busca hacer el bien, otros buscan votos.

P.D. Y ahora una crítica a José Luis, su jefe: ¡Que desperdicio es para la izquierda que usted aún no sea ministro!

 
At 15 diciembre, 2008 14:00, Blogger Erthel said...

Bueno, también es difícil imaginarse lo que podría pasar si unos terroristas capturan a un alto mandatario político de España, o cualquier otro país. La señora Aguirre no tiene que preocuparse sólo por ella misma, si no por lo que representa, y en ese sentido está entre sus deberes mantenerse a salvo de secuestros. Válgame la que se habría liado si los terroristas la hubieran retenido como rehén (o, imagínense, al presidente Zapatero).

Un saludo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home