lunes, 8 de diciembre de 2008

Ciudadanos españoles en el exterior


Regreso hoy de Argentina y Uruguay tras una interesante visita donde he tenido la oportunidad de reunirme con cientos de ciudadanos españoles que residen en estos dos países. Siempre me resulta gratificante poder estar con nuestros conciudadanos que, por diversas circunstancias, viven fuera de España. Desde que fui elegido secretario de Organización me impuse como obligadas las visitas que periódicamente realizo a los países donde el número de españoles es más numeroso.

Siempre me han sito muy útiles estos contactos. Y os explico: primero creo que atender a los españoles que viven fuera es también un deber inexcusable para todo responsable político. En segundo lugar, me ha servido para poder conocer mejor sus necesidades y procurar resolver los problemas con los que se encuentran. Y, por último, humana y políticamente siempre me ha resultado de utilidad intercambiar impresiones con muchos de ellos. Y los resultados están a la vista. Después de un periodo casi de olvido por parte de los gobiernos del PP, la última Legislatura ha supuesto un antes y un después en el reconocimiento de derechos y en la atención a los españoles que residen en el exterior.

Se resolvieron los problemas que tenían en el reconocimiento de pensiones (cuando llegamos al Gobierno, miles de expedientes con solicitudes se almacenaban en los consulados sin ser atendidas); mejoramos la forma de pago y, sobre todo, la cuantía de muchas de ellas; resolvimos los problemas de atención sociosanitaria que padecían estableciendo convenios de colaboración con los gobiernos de los países en los que viven; actualizamos los convenios de colaboración de la Seguridad Social española para, de forma recíproca, asegurar el futuro de las pensiones; reconocimos la nacionalidad a muchos que se habían visto obligada a renunciar a ella o se les había impedido obtenerla y, por no entrar en otros detalles, aprobamos el Estatuto de los Ciudadanos Españoles en el Exterior que era la reivindicación histórica de nuestros compatriotas.

Estas y otras medidas han acabado con la existencia de españoles de primera y de segunda dependiendo de que vivieran o no en España. Pero todo esto se ha podido llevar a cabo porque nos hemos preocupado por conocer y vivir la realidad de estos españoles repartidos por el mundo. Y porque hemos tenido voluntad política para defender los derechos de todos ellos y darles valor de Ley.

Tenemos algunas cosas que mejorar y me han encargado tareas para continuar con ese trabajo desde España pero lo importante ya está hecho. Además, en estos días en Buenos Aires y Montevideo, he vuelto a charlar con estos compatriotas de los que tanto aprendemos. Cómo aprecian la evolución que ha experimentado España en estos años desde la restauración de la democracia y el papel que ahora juega en el mundo. Están orgullosos del peso que nuestro país ha adquirido en la esfera internacional y del respeto que ahora merece.

Ese respeto que su patria no mostró con ellos pero que nunca le reprocharon. El mismo cariño que sienten también por sus comunidades de origen: Galicia, Canarias, Castilla y León…. A pesar de las dificultades, hablan orgullosos de nuestro/su país y han sabido trasmitir a sus hijos y nietos esos mismos sentimientos. Son todo un ejemplo de superación y de trabajo. Salieron de España empujados por la miseria para buscar un futuro mejor o empujados al exilio por defender la libertad y la democracia. A todos ellos les debemos mucho. España está obligada a atenderles como se merecen.

5 Comments:

At 08 diciembre, 2008 18:04, Blogger Juventudes Socialistas Kasareñas said...

Cada día te admiro más, Pepe. Lo digo por saber evadirte de la "persecución" destructiva de una serie de medios de des-comunicación.

Está claro que su trabajo es ese, llenar de basura las mentes de quien se deje engañar, pero creo que todo debería tener un límite.

Lo de la reunión con los españoles emigrados, es que ha sido ya la gota que ha colmado mi vaso, hagas lo qu hagas, vayas dónde vayas, esta gente sólo se encarga de "darte estopa".

Supongo que en el fondo debe hacer a uno sentirse más orgulloso de su modo de pensar y actuar, cuando es el periodismo del "salvese quién pueda" quien carga contra tí.

Un saludo afectuoso

Javier Béjar

Sec. Gral. JSK (Casar de Palomero, Cáceres)

 
At 08 diciembre, 2008 19:13, Blogger elconcepto said...

Con la cantidad de gallegos que hay por el mundo...
Saudos!

 
At 08 diciembre, 2008 20:30, Blogger Toni1004 said...

Lo de Españoles de primera o segunda lo tenéis que arreglar con la ley d'Hondt. Cuando esa ley sea abolida y pasemos a una segunda velta, y en la que los votos de los Españoles no tengan un valor tanto en cuanto no sea tenida en cuanta su procedencia, si no la suma real de los votos, no podréis dar clases de la gente corriente sobre personas de primera o segunda.

Arreglad el pais y dejaos de chuminadas.

 
At 09 diciembre, 2008 19:48, Blogger duda y meditación said...

El que ser español sea un orgullo en el extranjero, es consecuencia de todas las políticas del gobierno, y de la concepción de las relaciones con los demás países, y de la forma como se entiende la paz y el diálogo internacional.
Creo que ese es un gran logro de Zapatero.
España es un país que ahora aporta calidad a las soluciones de los problemas de la comunidad internacional.
Mis saludos a los compatriotas en otros lugares.

 
At 29 diciembre, 2008 22:07, Blogger Pilar Díaz said...

Soy española de Coruña. Llegamos con mi familia a Buenos Aires en el año 1950. Nunca pudimos ni quisimos sentirnos lejos de España porque quedó allí la familia, las costumbres,la tierra, la vida misma. Tampoco por eso creo que hubo reproches ni resentimientos. De cualquier modo se agradece todo lo que puedan hacer por nosotros y nuestros hijos. Los gestos humanitarios en esta época nos reconcilian no ya solo con los políticos sino con los seres vivientes que tanta falta nos hace en el mundo entero. Nadie olvida que la patria es la infancia y así de patriotas nos sentimos a cada momento. Las crisis son circunstancias nada más y como tal sabemos que las superaremos con trabajo, conciencia y solidaridad.
Gracias por acercarte al colectivo de Argentina y siempre te esperamos con los brazos abiertos.
Un saludo cordial

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home