lunes, 15 de octubre de 2007

Otra vez será que no.

Mañana el Presidente del Gobierno recibirá al Lendakari del Gobierno vasco. Lo recibirá porque es su obligación y porque este Gobierno practica el respeto institucional. Y lo recibirá para transmitirle un mensaje claro: que la consulta que el lendakari ha anunciado no se va a celebrar.

No se va a celebrar porque choca con la Constitución, porque choca con la realidad y porque choca con la razón política. Es, por tanto, jurídicamente inviable y políticamente inasumible. Por eso el Gobierno de España no la va a admitir y el Partido Socialista no la va a apoyar en ninguna circunstancia.

Se lo va a decir de la misma forma que en su día se respondió al Plan Ibarretxe: con firmeza, con serenidad y manteniendo el respeto por quien representa a una institución del Estado, como es el Gobierno vasco. Sin necesidad de aspavientos ni de descalificaciones. Sin agredir y sin crispar. Se lo va a decir, en definitiva, con normalidad democrática.

Esa es nuestra forma de aplicar la ley, fortalecer la convivencia y defender la unidad de España y de los españoles.

17 Comments:

At 15 octubre, 2007 17:22, Blogger Agua said...

Sin poder evitar pensar que hay muchas cosas que se hacen, se dejan de hacer, o se hacen de cierta forma, más pensando en el PP y en las encuestas, que pensando en soluciones eficaces, audaces y a largo plazo, entro a comentar el asunto, intentando no pensar en ello.

Asunto que, en mi opinión, consta de dos realidades: la realidad formal, y la realidad a pie de calle.

La realidad formal es la construida por los españoles, los vascos claro incluidos, durante los últimos 32 años. Es la realidad que proviene de los números más democráticos que puede haber, esos que dicen que cada persona, un voto.

Según esa realidad, la que en mi opinión es a la que hay que acogerse, ampararse y por encima de todo respetar, el asunto está meridianamente claro, y solo me surgiría este mensaje a Ibarretxe: "Busque usted, buen hombre, la forma de obtener las voluntades necesarias para el proyecto o proyectos que usted crea convenientes, pero búsquelas usted como todos hacemos, con votos y dentro de la formalidad Constitucional, o haga usted el favor de irse por donde ha venido y no ofenda a los sacrificios que a todos cuesta la ortodoxia de que usted se beneficia como todos".

Y luego, ya digo, está la realidad a pie de calle. Y mira que hay calles en España...

Calles las hay de todas las arquitecturas, niveles, calidades y gustos. Calles de ciudad, calles de pueblo, calles de aldea. Calles de centro y calles periféricas. Calles que ni son calles. Calles perfectas y calles rotas.

Calles tranquilas y calles con miedo.

Calles vacías, calles ocupadas, calles tomadas.

Calles por toda España y, en el País Vasco, gente que quiere salir a la calle.

Y es que no podemos olvidar que quien más sufre el problema del terrorismo es el País Vasco.

Precisamente una de las cosas que me gustan de Zapatero, como me gustaban de Imaz, es que ha sabido entender que el problema de España, es el problema de cada una de sus partes y su relación con el todo. Y viceversa: que el problema de cada una de sus partes, es también problema de España, como partes suyas que son.

De ahí, creo, el buen entendimiento de Imaz y Zapatero, porque ambos eran dialogantes y "comprensivos" con las obligaciones dadas del puesto que representaba el otro, mientras que establecían unos mínimos de intocabilidad a ciertas cosas, que el otro entendía, al entender ambos, la situación en un ámbito, el vasco, el otro: el resto de España, y la relación entre ambos ámbitos, entendiendo ya esto como España entera y lo que significa.

Si le veo a Imaz la grandeza de haber visto al País Vasco como algo no aislado, sino dentro de un contesto político externo a ella, de igual forma le veo grandeza a Zapatero, al haber entendido a España no como un todo rígido, sino como un contexto en el que hay que poner de acuerdo varios contextos autonómicos.

O, dicho de otra forma: que en mi opinión lo óptimo sería aunar la realidad formal con la realidad a pie de calle.

Y, si Ibarretxe no está por la labor de aunar ambas, habrá que esperar a mejor momento en que se den las condiciones idóneas para ello.

 
At 15 octubre, 2007 17:45, Blogger Lolo said...

Está claro que Ibarretxe está perdido en su mundo onírico. No palpa la realidad y me han parecido muy concisas las palabras a título personal que el Presidente del Senado a dicho esta mañana en Los Desayunos de TVE cuando ha dicho que Ibarretxe es más como el presidente de su partido y que el presidente de su partido hacer las veces de presidente del pais vasco (que ha dimitido ¿por qué?, yo creo que porque no soporta a ibarretxe jejeje).

 
At 15 octubre, 2007 17:45, Blogger gonzalo said...

Ni pongo ni quito una coma a tu comentario. Simplemente, claro y perfecto. Si que le diría al lehendakari Ibarretxe que vivimos en otros tiempos, donde no es necesario reinventar la historia, ni levantar muros entre los pueblos de España. España es la suma de su pluralidad y diversidad y el pueblo vasco forma parte del ADN de España. Creo que es hora ya de construir puentes y abrir caminos hacia una convivencia plena en una España que ansía la paz y orgullosa tambien de sus profundas raices vascas. Al señor Ibarretxe le diría que no trate de dividir ni de apropiarse de lo que no es suyo, ni ponga encima de la mesa el RH porque a lo mejor se llevaria una sorpresa ya que todos somos iguales y formamos un proyecto comun mucho antes de que se inventarán el nacionalismo vasco. Y que entienda tambien que la Constitución y las leyes están hechas para ser respetadas. Con todo y pese a algunos, deseo enviar un fuerte abrazo al pueblo vasco al que sin duda me une la solidaridad, la admiración y un profundo cariño.

 
At 15 octubre, 2007 21:18, Blogger rompegar said...

En estos momentos nohace falta estar siempre explicando nuestra postura, es clara y contundente, nos lo marcha nuestro sentido democrarico e historico, por ello todos los comentarios que se hagan sobre nuestra politica sobran, lo que realmente falta es una reaccion pronta y contundente a cada comentario de Rajoy, Acebes, Zaplana o Aznar.
No se puede consentir de ninguna de las maneras posibles que se nos trate de confabuladores que por medio ce acuerdo con grupos terroristas buscabamos el poder politico que por gracia de Dios le correspondia a el, los cuarenta años de Aznar y el Aznarismo, pero nadie ha hecho o dicho nada, ¿acaso tenemos miedo?¿tal vez ya nos da lo mismo cuatro que cuarenta?, nos acusan de querer romper España y tan solo cecimos que crispan la sociedad, se ha consentido tal vez por nuestra parte demasiado, e incluso casi les hemos dejado que marquen la agenda politica, y de esos polvos vienes estos lodos.
Creo que es la hora de decir basta, basta de insultos, basta de patriotismos de cafe, basta de salvadores de la Patria, basta de defensores del franquismo,basta de mentirosos, si basta ya.
Los hombres de bien son los que defienden las leyes democraticas aprobadas por las Cotes y ratificadas por el Rey, se podra discrepar de ellas, es democratico e intentar cambiarlas por medio de los votos, lo que no se puede hacer y lo que no se puede consentir es que la discrepancia se convierta en un ataque permanente al gobierno, que se utiloce cualquier tema para esos ataques desestabilizadoes, como ocurria en las manifestaciones de las victimas del terrorismo, donde no se gritaba contra ETA y en cambio se pedia la dinmision del Presidente Zapatero.
El que intenta desestabilizar un gobierno o derribarlo por la fuerza y no por los votos tiene nombre y apellidos en el sistema democratico.
Es hora de cambiar el rumbo si queremos una España plurar, democratica, social e igulitaria

 
At 15 octubre, 2007 21:22, Blogger Ruby Marmolejo said...

No entiendo el catastrofismo que muestra el Partido Popular ante este hecho, al final pasará como el plan Ibarretxe en el parlamento, se le dirá que no y se acabó.

Los del Pp se olvidan que la ofensiva nacionalista de Ibarretxe comenzó en la era Aznar, en el radicalismo e intransigencia que mostró este partido durante los ocho años que gobernaron.

Felicidades por el blog.

 
At 15 octubre, 2007 22:51, Blogger Carlos Martínez said...

Otra vez será que no. Al menos eso creo y espero. Confío en que el Presidente lo siga haciendo tan bien como hasta ahora y mejor.

Un joven saludo socialista desde Murcia

http://opinionjovensocialista.blogspot.com

 
At 15 octubre, 2007 23:08, Blogger GORE said...

Creo que para todos los españoles de buena fe no nos cabe la menor duda de que nuestro Presidente Zapatero dará la respuesta adecuada al Lendakari que más convenga a los intereses del Estado español; entre otras cosas, porque la Constitución no deja el menor resquicio por donde quepa otra posibilidad. Sin embargo, Rajoy, como ya nos tiene acostumbrados, se adelanta y marca el camino a Zapatero diciendo que lo debe de hacer por convicción y no por miedo a perder las elecciones.

Si las decisiones del Gobierno de Aznar se tomaban por convicción y no por miedo, está en la mente de todos que algunas de sus chulerías siguen costando demasiado caras.

 
At 15 octubre, 2007 23:25, Blogger Aker said...

El victimismo no tiene límites. Ibarretxe sabe que su única posibilidad de permanecer en el cargo de lendakari es creando dificultades al Gobierno central.
Su política excluye los escrúpulos y sólo busca la confrontación.
Hay que felicitarle por renunciar a los métodos de los asesinos en la persecución de los fines.
Pero que sepa que ningún español puede ignorar que coincida con los asesinos en la definición de los fines (independencia de su país), aunque no de los métodos.
¿Se pueden disociar del todo de que forman parte fines y métodos...?
Si hay que rogar al lendakari, con una leve sonrisa, como hizo el alcalde de Donosti, que ya está bien..., que controle un poco más a los (¿sus?) muchachos de la kale borroka..., la respuesta viene teñida por el cinismo que ensucia todo el nacionalismo vasco, dentro del cual nadie es creíble.
Es una pena que un sr. como Ibarretxe quede reducido al papel de un simple agitador.
Por lo visto es persona de trato amble y encantadores gustos.
Pues ahora tiene la mejor ocasión de demostrarlos.

Saludos.

Aker

 
At 16 octubre, 2007 00:01, Blogger Maniobras Orquestales... en la Blogscuridad said...

Bueno, todo irá bien porque confío en la indudable educación y serenidad del Presidente Zapatero para tratar con el máximo respeto (y no sólo institucional) y afecto incluso (¿por qué no?) al Lehendakari Ibarretxe.

Es más, estoy convencido que el PSOE puede encontrar bastantes puntos de debate y acuerdo democráticos en y con el PNV (como con cualquier partido democrático), a diferencia de poder hacerlo con el PP.

¿No has leído la última ocurrencia de ese "gran demócrata" de Mayor Oreja? En La Voz de Galicia, el periodista le preguntó directamente "¿no considera pertinente condenar el franquismo?". El ex ministro contestó: "No, por muchas razones. ¿Por qué voy a tener que condenar yo el franquismo si hubo muchas familias que lo vivieron con naturalidad y normalidad?"

¿En serio tenemos que preguntarles por qué no apoyan la Ley de la Memoria Histórica?

Un afectuoso saludo, compañero Blanco.

Xavier - Tarragona
Maniobras Orquestales... en la Blogscuridad

 
At 16 octubre, 2007 19:27, Blogger Rafiki I said...

He de reconocer que no soy un fan del Sr. Presidente, pero me parece que la forma de afrontar la entrevista de hoy y en particular su posterior "rueda de prensa" han sido concisos, claros y dejan una papeleta muy dificil al sr. Ibarretxe.

Todos hemos entendido un NO y espero que el tiempo no lo cambie.

 
At 16 octubre, 2007 20:18, Blogger Carlos Fernández said...

No he podido evitar opinar sobre este tema, es de verdad, lamentable como los sres del PP tergiversan tanto la información y los hechos de forma partidista, de igual modo que se apropian de todos y cada uno de los símbolos y banderas que tanto nos ha costado a los españoles defender en libertad y democracia.

Que sigan en sus trece tratando de confrontar a los españoles con los españoles, a los valencianos con los vascos, a los catalanes con los extremeños, a los manchegos con los aragoneses, que lo hagan, porque finalmente recibirán el mismo castigo que hace poco más de 3 años y medio.

Los ciudadanos saben muy bien que cuando la derecha grita, miente. No saben hacer otra cosa pero eso si saben utilizar muy bien, al presidente más detestable de la historia de españa, el presidente de la guerra, como un doberman político que nada gusta a los ciudadanos.

Los españoles queremos libertad, queremos un gobierno que siga diciendo la verdad y no nos mienta como hizo el PP, que no crispe sino que dialogue y sobre todo que mira por todos y no por unos pocos.

Un saludo

 
At 16 octubre, 2007 23:01, Blogger carlos rodríguez said...

Señor Blanco.
Por primera vez me siento un poco triste leyendo su blog. Es un monólogo de gente que ni escucha, ni por lo que veo tiene la menor intención de hacerlo. Seguro que lo que voy a decir va a ser despachado rápidamente con un "O la constitución o nada" "los vascos harán lo que decida la mayoría de los españoles (vascos incluídos, claro!. Por cierto, cuentan también como españoles los vascos que no se sienten tal?)" "Ahora que hay estados multinacionales, vienen los vascos a pedir independencia (Quienes somos los españoles para decidir lo que es bueno para los vascos?)"
En fin, Señor Blanco, este que usted ha tocado parece ser un tema en el que sólo cabe una opinión. Así que para que esto parezca más la discusión que normalmente es (y muy interesante, por cierto!), voy a contarle lo que yo pienso. Puedo?
Creo que el señor Ibarretxe tiene todo el derecho a preguntarle a los vascos lo que quieren. Que la constitución dice que no? Bueno, los vascos, le recuerdo que no la votaron y puede que con la ley en la mano, no puedan hacerlo. Entonces, yo digo, qué constitución y qué país libre es éste en el que la gente que no se siente representada por sus leyes e instituciones, no puede expresarlo?
Yo no soy vasco, pero me imagino cómo un vasco puede percibir todo este monólogo que escucho en esta entrada. Cuando lo de Franco, se decía que no podían ni hablar euskera porque era de separatistas (hasta se podía ir a la cárcel por ello). Ahora, un estado democrático les dice que, con la ley en la mano, no puede decir lo que piensan sobre su futuro.
Es como si en una familia de diez hermanos, a uno que se pregunta si se quiere ir de casa le dicen: Quiá, la mayoría de tus hermanos no queremos que te vayas, así que, ni siquiera te lo preguntes!
Queridos contertulios del blog de Pepe Blanco (un blog que, os aseguro, con el tiempo, será una auténtica institución cibernauta), por favor, dejen las vísceras a un lado (también cuando se trate de la unidad de la patria).
Recuerden, estamos en un país democrático. O no?

 
At 17 octubre, 2007 01:37, Blogger RAFIKI PRIMERO said...

Me gustaría opinar de nuevo sobre este asunto ya que observo que la crispación llega a extremos que podríamos calificar como "insoportables".

Leo frases como la de CARLOS FERNANDEZ en este blog que dice "Los ciudadanos saben muy bien que cuando la derecha grita, miente" o "queremos un Govierno...que mira por todos y no por unos pocos" y pienso que la política de este país tiene mala solución. Siempre dos posturas enfrentadas, no hay un término medio. Si uno de los dos paridos mayoritarios dice una cosa, el otro la contraria. Si se dice que uno miente, se entiende que el otro tiene la verdad absoluta.
Los medios de comunicación colaboran intensamente en abrir esa brecha entre ambas vertientes.

No vemos, o no queremos ver, que en esta vida todo debe analizarse friamente, sin apasionamientos (que en ciertas ocasiones son buenos) y con espíritu crítico. Esto último es lo que nos hace mejorar, analizar nuestras propias debilidades y sobre todo saber rectificar. Esto nos hará grandes y dará a la sociedad la verdadera sensación de pertenecer a este mundo en el que "todos" cometemos errores.

Antes de querer arreglar los problemas del vecino, debemos revisar los nuestros.

Vienen meses locos para la política. Se aproximan las elecciones y pienso que se gana más dando soluciones y olvidándose en parte del "contrario" que atacando. Cuanto más se hable del vecino, más oportunidades le damos para contestarnos y revatirnos. Esto nos lo podemos aplicar todos.

(Carlos Fernández: no es nada personal)

Saludos y hasta pronto

 
At 17 octubre, 2007 21:18, Blogger Agua said...

A Carlos Rodríguez, en alusión a su comentario:

"Que la constitución dice que no? Bueno, los vascos, le recuerdo que no la votaron"

Recomendarle que viera este enlace:
http://narros.congreso.es/constitucion/elecciones/referendos/ref_consti.htm

De donde extraigo:

Álava-------- Sí:73.409---- No:19.726
Guipúzcoa-- Sí:139.777 -- No:65.429
Vizcaya------ Sí:371.456 -- No:266.019

Un saludo

 
At 17 octubre, 2007 21:33, Blogger Montse said...

Su comentario: simplemente, perfecto.

 
At 18 octubre, 2007 13:38, Blogger carlos rodríguez said...

A Agua,
No quiero indagar más a fondo sobre las cifras de aquel referendum (creo que la abstención fué tan grande que, eso sólo, le quita mucho valor a la consulta) porque no es eso lo esencial de mi comentario.
Sólo quiero invitarte a que respondas de forma igual de razonada al resto de mi mensaje? Ya sabes, eso de "...qué constitución y qué país libre es éste en el que la gente que no se siente representada por sus leyes e instituciones, no puede expresarlo?" y lo demás...
Un saludo.

 
At 18 octubre, 2007 20:13, Blogger Agua said...

A Carlos Rodríguez, en contestación a su respuesta y a su pregunta:

En relación a tu respuesta: en democracia lo que cuentan son los votos. Si el PNV por un lado, y parte de la derecha, por el otro, instaron a la abstención, eso es problema y decisión de ellos, no de quienes ejercen su derecho y a quienes hay que garantizarle el mayor de los respetos a su voto. De la misma forma que el Estatuto de Cataluña es válido, a pesar de la abstención, de igual forma, el resultado en el País Vasco, no ofrece dudas.

Por cierto, que soy de la opinión de que muchos de los vaivenes y falta de ortodoxia del PNV tienen su origen en que no han asumido aún aquel error de posicionamiento.

A lo que me preguntas: pues es que yo debo vivir en un país distinto al que me defines, porque el caso es que yo sí me siento libre para votar a aquellos que representen mis ideas. Me podré sentir más o menos representada por mis instituciones según el caso y según el momento, pero desde luego, siempre me queda la libertad de poder votar a otros que crea que me puedan representar mejor.

Cosa distinta es que yo tenga o no la fortuna de que mis ideas consigan imponerse, por número de votos, sobre las de los demás. Pero oye...eso es democracia.

De todas formas, conste que yo estoy defendiendo la ortoxia, la absoluta escrupulosidad de las reglas del juego, precisamente porque pienso que es la base fundamental desde la que pueda defenderse, a continuación, cualquier idea.

Te digo esto porque puedo parecer que soy contraria a un referéndum en el País Vasco. No es el caso: soy partidaria de ello. Pero, antes de eso, y de cualquier cosa, soy partidaria del respeto a las reglas del juego, por lo explicado. Por lo que si la sociedad lo requiere, los partidos llevan en su programa una reforma de la Constitución para que pueda celebrarse y la gente lo vota, te aseguro que seré yo la primera en votar que sí y alegrarme.

Y seré la primera en alegrarme porque soy de la opinión de que la verdadera unión parte de la libertad y deseo de estar unidos.

Pero ya te digo: la esencia de la democracia es precisamente que esto se haga democráticamente: respetando las reglas del juego que son las que garantizan el respeto a todos y cada uno de los votos.

Un saludo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home