lunes, 25 de junio de 2007

Lavar su conciencia

Encuentro este titular en un teletipo de la agencia EFE:

ESPAÑA-LÍBANO
Rajoy pide Zapatero comparezca y no oculte guerra para presumir de pacifismo

Me habría encantado que Rajoy acreditara ante este atentado sentido de Estado y responsabilidad, pero la moderación le dura siempre pocos segundos. Entiendo que quiera lavar su conciencia. Utiliza la palabra guerra quien envió a los militares españoles a una guerra ilegal e injusta que está, precisamente, en el germen de la crisis que asola desde entonces Oriente Medio.

Frente a la insensatez, hoy, quiero enviar un mensaje de cariño y de solidaridad a las familias de los militares asesinados ayer en Líbano. Nada puede compensar el dolor de perder a un ser querido, pero deben saber que han entregado la vida defendiendo la causa más noble, la causa de la paz. Todos los españoles sentimos dolor por su muerte y a la vez estamos orgullosos por su comportamiento ejemplar en el cumplimiento del deber.

Los militares españoles fallecidos formaban parte de una misión de paz de Naciones Unidas. Y el atentado en el que han muerto ha sido un hecho terrorista dirigido contra la comunidad internacional. Ha sido un ataque contra Naciones Unidas y contra sus intentos de restablecer condiciones de paz y de convivencia en la zona. Quienes han matado a nuestros soldados son aquellos que desean que nunca vuelva la paz al Próximo Oriente, porque han hecho de la guerra y de la violencia su modo de vida.

Los terroristas siempre terminan haciendo de la violencia un fin en sí mismo, al margen de cualquier otro objetivo. En un mundo en el que proliferan los focos de enfrentamiento, es la propia comunidad internacional, a través de instrumentos como la ONU, la que tiene que asumir la responsabilidad de velar por la paz. España está comprometida con esa visión del orden internacional y somos consecuentes con ella.

Es el momento de que todos los gobiernos del mundo redoblen sus esfuerzos coordinados para combatir el terrorismo internacional. Es el momento de reiterar el respaldo a la misión de paz de la ONU en Líbano, y de ratificar el compromiso de España con esa y con otras misiones de paz.
Y es el momento de transmitir al Ejército español, y muy singularmente a los militares españoles que participan en misiones de paz en distintos lugares del mundo, el apoyo, el cariño y la gratitud de toda la sociedad española.

18 Comments:

At 25 junio, 2007 16:07, Blogger Mundus Canis said...

Estimados contertulios y estimado propietario del blog:
Ni siquiera lavar su conciencia quieren. ¿Cómo habían de lavar aquello de lo que carecen?
Ni siquiera se toman la molestia de disimular su ignorancia.
Diplomáticos tienen en sus filas para que les orienten sobre lo siguiente:
a) Líbano es una zona de conflicto, no un país en guerra. Es verdad que hay una violencia sectaria, de larga duración, fruto de una anterior guerra civil (¡Ay las guerras civiles!)
b) Irak es un país en el que unos políticos sin escrúpulos, incluido alguno español, para nuestra vergüenza, declaró una guerra y sembró el caos, además de mandar a nuestros soldados a hacer de comparsas de una superpotencia.
c) La ONU jamás amparó bajo su azul bandera a esos soldados nuestros, encuadrados en una brigada multinacional que obedecía órdenes del cuartel general del Imperio.
d) En Líbao y en otros escenarios, los soldados españoles lucen el casco azul que les acredita como fuerzas de interposición de las Naciones Unidas. Es decir, están claramente en una MISION DE PAZ.
Decídselo unas cuantas veces, a ver si hay suerte y se enteran. Aunque temo que no hay mas ciego que el que no quiere ver, ni más sordo que quien no quiere oír.
Saludos

 
At 25 junio, 2007 16:28, Blogger Pedro said...

Hola amigo Pepe
Creo que el problema aquí sería ayudar o no ayudar, y si se ayuda, ver cómo y con qué garantias.
Por supuesto que personalmente me inclino a ser solidario antes que abstenerse o no cumplir con mandatos de la O.N.U.
Si en determinados puntos no arrimamos un hombro de paz (jamás guerra), estamos dando la espalda a pueblos que sufren. Tenemos que optar entre eso, o dar la espalda o ayudar. Por desgracia para la derecha, Iraq no es Líbano ni son mínimamente comparables. Lo uno fué una invasión ilegal de un país soberano, lo otro, un cumplimiento de la O.N.U.
Saludos

 
At 25 junio, 2007 17:05, Blogger Francogordo said...

Al autoproclamado Exigidor Oficial del Reino, Mariano Rajoy, hay que exigirle, tristemente, que no presuma de estupidez para tapar vergüenzas y puesto que el saber no ocupa lugar, tenga a bien tomar muy buena nota, con lápiz y papel, para que no se le olvide, de como se repatrian cadáveres y se entregan a sus deudos, pues ya sabemos todos, lamentablemente, como se realizaban estos menesteres cuando a este (lease lo que se quiera) llamábasele gobernante.

Y es que estos neogañanes, con ñ de España, que tanto gozan con los logros políticos de Polonia han lavado ya tantas veces su conciencia que hoy, esta, brilla por su ausencia.

Debería Mariano guardar sus energias para explicar a la vieja America de su amigo Jorge Busch, que Isrrael está en guerra con Palestina, a ver que opina Jorge y qué medidas toma para evitar la masacre.

Es muy triste que personas jovenes mueran asesinadas cumpliendo con su trabajo, con su obligación. Y más triste resulta cuando la tarea que realizaban era interponerse, en representación de TODOS entre dos pueblos en conflicto, intentando buscar una oportunidad para la paz y el entendimiento entre las personas.

Estaban allí, conocian el riesgo y han sido asesinados. Tan sólo espero y deseo que su muerte sirva para que en un dia no muy lejano los partidos de futbol se jueguen alli por fabulosos y prestigiosos trofeos y no para conseguir la PAZ.

Salud y suerte para todos y un recuerdo para todas las víctimas de la barbarie.

 
At 25 junio, 2007 20:20, Blogger Blanca said...

Son incapaces de tener el más mínimo sentido de Estado, sea cual sea el tema que toquen o el problema que se trate.

Os pido POR FAVOR, que no les deis más la mano a estos desvergonzados, antipatriotas y miserables, incapaces de llorar a nuestros muertos, que son NUESTROS MUERTOS, DE TODOS. Se comportan en este tema exactamente igual que con el terrorismo de ETA. Para ellos todo vale con tal de denigrar al Estado, olvidando que ellos estuvieron antes haciendo lo que no debían, es decir, enviando a nuestras tropas contra la opinión de Naciones Unidas y de todo un país, el suyo, metiendo los cuerpos sin vida de nuestros soldados muertos sin hacerles las autopsias, denigrándoles a ellos y a sus familias y de rebote a toda la ciudadanía española... y ahora "exigen" que se les dé explicaciones ... ¿explicaciones de qué? ¿es que no saben que nuestro ejército está bajo la bandera de las Naciones Unidas? ¿Cómo se puede ser tan canalla?

 
At 25 junio, 2007 20:20, Blogger Jomer said...

En primer lugar envío un recuerdo lleno de afecto y comprensión a los familiares de los soldados fallecidos con ocasión de este atentado.
En segundo, me acude una pregunta a la mente: ¿De verdad tienen conciencia quienes utilizan la muerte como moneda de cambio en sus mangoneos políticos?
Creo que no y lo demuestran cada vez que ocurre un hecho parecido, sea en España o en el Líbano y me refiero en concreto a actos terroristas.
Nuestros soldados, como integrantes de un ejército, están sujetos a situaciones muy complicadas y entre ellas, al riesgo de muerte, pero no por eso se les debe utilizar para intereses políticos pues quien hace eso, demuestra tener muy poco sentido de Estado y muy poca sensibilidad para con los fallecidos y sus familias, además de creer que los españoles no tenemos la suficiente inteligencia como para ver lo que hay detrás de esas manifestaciones sin sentido e impropias de un líder político como el Sr. Rajoy.

 
At 25 junio, 2007 22:03, Blogger Juanjo said...

Rajoy, la derecha, siempre andan a la búsqueda de paralelismos a los grandísimos errores -incluidas las mentiras- que cometieron durante los años del aznarato. Así a las malas gestiones del desastre del Prestige o del Yak 42, a la guerra de Irak, a los atentados del 11M,...le encuentran correspondencias con el incendio de Guadalajara, el accidente del helicóptero en Afganistán, la propia presencia de nuestras tropas en el país asiático o ahora en Líbano, el atentado terrorista de la T4,... todo les sirve para tratar de justificar su conducta con un “¡veis, esto le puede pasar a cualquiera!”
No existen las guerras justas o injustas, porque todas son injustas para los que mueren y padecen. Pero lo que justifica o no las misiones de nuestras tropas en el exterior, antes y ahora, es el propio motivo de su presencia. El ejército no es una ONG, ni la Cruz Roja, pero no es lo mismo apoyar la reconstrucción de un país o defender a quien no puede hacerlo bajo bandera de la ONU, a servir primero de sostén político y luego logístico a una invasión que no tuvo otra justificación que los deseos del presidente de una potencia hegemónica en emular las hazañas bélicas de su padre sin reparar en los daños “colaterales” que pudiese ocasionar, empujado por los cárteles del petróleo, y excusándose en eso que eufemísticamente han venido a llamar la defensa de los “intereses geoestratégicos”.
Como no podía ser menos, nuestros soldados muertos en misión de paz en Líbano, DEP, son utilizados por esa derecha sin ningún pudor contra el Gobierno. Dice Rajoy que nuestros soldados están en zona de guerra,...nadie lo duda porque nadie lo ha ocultado, todos lo sabemos de la misma manera que sabíamos que en Iraq no estábamos en un paraíso hortofrutícola; también sabemos que nadie esconderá sus féretros.
No valen los paralelismos.

Saludos.

 
At 26 junio, 2007 00:12, Blogger Raúl Pleguezuelo said...

Lamentable el vicio que tiene el señor Rajoy de utilizar sistematicamente a todas las victimas para hacer oposición, por cierto una oposición absurda dado su curriculum en lo que a enviar tropas se refiere.

 
At 26 junio, 2007 02:36, Blogger GORE said...

Primero que nada manifestar mi pesar por las víctimas y mi solidaridad con los familiares: como padre que soy, me imagino el dolor que estarán pasando.

En cuanto a las declaraciones de Rajoy, no se puede ser más ruín y mezquino cuando, con los muertos todavía calientes, ya intenta sacar provecho de la situación, sabiendo que está mintiendo una vez más, y que nada tiene que ver un mandato de la ONU con un capricho de tres calaveras para invadir Iraq. Lo que no dice es que, precisamente por aquella maldita decisión, el odio y la violencia se van extendiendo por el mundo como una mancha de aceite sin que se vislumbre un final negociado y en paz.

Todo esto nos hace pensar que entre ETA, Navarra y dicho accidente, el organigrama político ya lo tienen diseñado cara a las próximas elecciones generales. Pero esta vez también será con el apoyo de los obispos que arremeten implacables contra la asignatura de religión, los cuales afirman que a nadie se le puede imponer una formación moral no elegida. Lo curioso es que lo dicen ellos que lo hicieron por la fuerza durante siglos amparados por los poderes públicos.

El Gobierno que tenemos hoy, pese a quien pese, porque parece que lo han olvidado es, constituciopnalmente aconfesional.

También arremeten contra el uso de los embriones o células madre, de lo que sacan como conclusión que un implante para salvar una vida es un crimen.

Como me decía un amigo, "Es evidente que el que se llama a sí mismo pastor acaba por ver a los demás como borregos."

 
At 26 junio, 2007 06:17, Blogger Roberto G said...

Nunca algo fue más triste que crear una personalidad por oposición.

Peor fue tener la oportunidad de hacerlo por composición y fluir como el agua empantanada.

La visión de la vida como un fluido. Un liquido gelatinoso que mezcla al PSOE con otros tantos agentes que juntos forman uno.

Uniformidad.
Concentración.
Vergonzoso.

 
At 26 junio, 2007 06:56, Blogger zalakain said...

Creo que no es acertado este discurso de las misiones de paz. Contiene la misma falacia con que Bush pretendía justificar la "guerra preventiva" contra Irak. Así como no es posible pintar un cuadro a martillazos, no es posible contribuir a la paz pegando tiros. La presencia de tropas españolas en Afganistán y Líbano está, a mi entender, en contradicción con la retirada de las de Irak. Lo de la legalidad de las guerras me resulta deprimente.

 
At 26 junio, 2007 10:03, Blogger Arbillas said...

El ¿sr? rAJOy no tiene ni autoridad moral ni conciencia para poder hablar de guerras.

Cuando ellos EMPEZARON una guerra en la que la mayoria de los españoles nos manifestamos para decir que no queriamos formar parte de ese conflicto.

Aquel gobierno PATROCINO una guerra de la que aun se siguen sufriendo consecuencias y de la que gracias al nuevo Gobierno socialista salimos y recuperamos el orgullo de no formar parte de la masacre.

Bien distinto es PAtrocinar una masacre a ir de misión humanitaria que es lo que se está haciendo ahora.

Actualmente intentamos paliar los desperfectos, ayudar a la población civil.

Yo no estoy de acuerdo con ninguna guerra, creo que son tods inhumanas, pero la diferencia entre empezar una y asistir de misión humanitaria es muy distinta.

En parte tambien esa guerra de Irak, esta provocando otros conflictos por la zona, y de eso se tendrian que dar cuenta todos aquellos que ahora se han vuelto amnesicos e hipocritas.

Yo ya estoy harta de ver a ese señor que siempre anda con la crispación y con el NO en la boca.

Mas vale que controlara sus palabras y se mirara en el espejo y en la historia de su partido, ¡¡vergüenza le tendria que dar!!.

Un abrazo.

 
At 26 junio, 2007 12:58, Blogger RECALASE said...

Rajoy es un cínico. El sabe, lo sabe todo el mundo, que al Líbano se iba en una misión peligrosa, con mandato de la ONU y del parlamento español, incluso con su voto. Pero dijo aquello de voto pero con reservas. Las reservas eran estas que hoy toca, es decir, criticar al gobierno por lo que ha pasado, cuando todo el mundo sabe que podía pasar, y podrá seguir pasando. Ocurrirá lo mismo si hay un atentado de ETA. Perdera el culo para culpar al Gobierno en vez de a los terroristas, y puede que diga que ha sido por dialogar. Cuan cínico es este Rajoy. Pensabamos que no era como Aznar, y resulta que Aznar lo eligió sabiendo que era igual que él.
A ver si espabilamos un poco todos y volvemos a ganar las generales porque de lo contrario nos irá mal con este personaje.

 
At 26 junio, 2007 13:01, Blogger Camilo said...

Para mí todos los soldados hoy en día son heroes silenciosos que hacen el trabajo duro y representan lo mejor que tenemos los españoles.
Pero Rajoy representa quizá no lo peor, pero sí algo de lo malo de nuestra idiosincrasia, sin duda.

 
At 26 junio, 2007 13:36, Blogger Carlos Fernández said...

En lugar de lamentar ... miente, los soldados españoles en el líbano están en misión de paz y humanitaria, muy diferente misión a la que fueron a desarrollar a Irak los soldados españoles ... por suerte volvieron.

como siempre tergiversan, manipulan y alardean de un patriotismo interesado e inexistente, o de hojalata.

 
At 26 junio, 2007 14:39, Blogger duda y meditación said...

Desde luego está claro: Caín era español...
Ya han echado al gobierno la culpa del atentado en Líbano:
-que si había avisado el CNI (¿eso significa que como también estamos avisados de los atentados de ETA el Gobierno tendrá la culpa de esos atentados, ..si acaso ocurren?. Si estáis en contra de la misión de paz, ¿porque votasteis a favor del envió de tropas a Líbano?)
-lo de los inhibidores (pues si. Si que debían de haber sido instalados, pero parece un problema técnico. Muchos coches en España, y carros blindados en Afganistán y Líbano y pocos inhibidores de frecuencia. Si no hay no hay. Parece que solo los "multifrecuencia" son completamente eficaces... No parece que esta sea la causa del atentado... Y aunque el CNI había avisado, la realidad es que nunca habían a tentado contra las tropas de la ONU en Líbano. Sin embargo en España si que tenemos coches bomba muy reales. Y todavía mas reales en Afganistán, donde hay atentados demasiado frecuentemente.)

Yo soy español, me apena las muertes de estos soldados, estoy orgullosos de ellos como español por las labores de paz que realizan. Y me fastidia tener que entrar en el debate de que "si el inhibidor...", y solo porque Caín tiene "en mente" el Yakolev...Y empiezo a pensar que Caín, aunque se dice español, no lo es. Solo mira por sus intereses. Y hay que decírselo: ¿Si eres español, porque haces todo lo posible para que España quiebre como país y estás todo el rato deseando la desgracia de los demás? (te aseguro que cuando gobernaba Aznar nadie estaba deseándole desgracias, ...eso te lo imaginas, y se lo imaginó el. Y por eso actuó como actuó cuando nos ocurrieron a todos los españoles las desgracias que el consideró suyas: porque el "Prestige" fue una desgracia, sobre todo, para los gallegos, ...y no principalmente una desgracia para Aznar)

Diooos...! jo..deeer!

 
At 26 junio, 2007 23:13, Blogger gonzalo said...

Un fuerte abrazo a los familiares de los soldados y a los heridos que dieron su vida por la paz. No cabe mayor grandeza del ser humano que la que representan estos jóvenes y que permanecerán siempre en nuestro reccuerdo.

 
At 27 junio, 2007 08:20, Blogger Maripuchi said...

Yo lo que no entiendo muy bien es para qué tener un ejército si sólo va en misiones de paz.
Es un absoluto contrasentido.

Lamento la muerte de estos seis chavales. Siempre es un drama. Y mis condolencias para sus familiares y amigos y compañeros.

Rajoy es un impresentable, pero tampoco es nuevo el tema.

Saludos a todos

 
At 27 junio, 2007 15:45, Blogger duda y meditación said...

Maripuchi:
¿Para que tener un ejército?:
Para tener un ejercito de paz. Que sirva a la paz.
Un ejército que solo mate a alguien si es muy necesario y para defenderse de una agresión.
Un ejército que se interponga entre los contendientes de las múltiples guerras que se producen. Enviado por la ONU, como cascos azules. Con la aprobación del parlamento español.
Que ponga bases y haga patrullas en esos sitios para que haya seguridad y las milicias de la zona no tengan tentaciones de iniciar nuevos combates.
Un ejercito que sea respetado por las partes implicadas en el conflicto. Por su profesionalidad e imparcialidad y justicia. Y no solo por la disuasión de la fuerza, sino por sus capacidades diplomáticas, de negociación y de convencer a las partes.

Un ejercito, que en España tendrá otras funciones, como la ayuda en catástrofes, y la vigilancia de las fronteras si se produce una agresión de un país extranjero, que todos sabemos ya es cada vez menos probable.

Un ejército que este poco acostumbrado a los entierros de estado. Porque no los realiza habitualmente... ese es el ejercito que tenemos. Y yo estoy orgulloso de el. Ahora. Que te puedo decir que hubo un tiempo en que no fue así, como te podrán contar "tus mayores", Maripuchi...

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home