martes, 27 de mayo de 2008

Muerte en el tajo

Cada día las noticias sobre accidentes laborales nos golpean y descubrimos una trágica estadística que, como la de los accidentes de tráfico, parece que damos por amortizadas. Me niego a que eso sea así. Afortunadamente las acciones conjuntas de las instituciones consiguieron que tomáramos conciencia sobre las muertes en la carretera y la necesidad de aplicar medidas que intentaran poner freno a la sangría semanal.

No sólo se ha frenado sino que, en el último año, se han reducido considerablemente. Igual sucede con las muertes en el tajo. Pero su disminución no me puede dejar satisfecho. Si una sola muerte es mucho, las cifras que arrojan las estadísticas deben movilizarnos a todos contra esta lacra.

Hay gente que dice que son pocas las medidas que se están aplicando para combatir los accidentes laborales. Pero aquí, como en otras muchas cosas, todos debemos arrimar el hombro para acabar con costumbres, mitos e ilegalidades cerca de las que transitamos muchas veces y a las que no prestamos atención.

Hay que redoblar los esfuerzos de las distintas administraciones junto con el trabajo que desarrollan sindicatos y empresarios para hacer frente a esta lacra. Inspeccionando más, denunciando más, estableciendo sanciones ejemplares a aquellos que incumplan las normas y tomándonos en serio todos la seguridad en el trabajo.

7 Comments:

At 27 mayo, 2008 17:37, Blogger Manuel Suárez Cancela said...

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho.
Creo que las muertes de trabajadores y los accidentes de tráfico son una sangría de vidas de las que la sociedad frecuentemente no somos realmente conscientes hasta que nos toca sufrirlo en carne propia.

Me consta que el actual gobierno ha trabajado duro en los últimos 4 años en estos asuntos, pero como bien dices es imperativo seguir trabajando sin descanso en la misma linea. Además los ciudadanos, trabajadores y empresarios tenemos que tomar conciencia de que el problema es de primera magnitud y que todas las irregularidades, por pequeñas que sean, deben ser subsanadas y la ley no debe ser tolerante en lo referente a la seguridad en el trabajo.
Por otra parte, estoy muy de acuerdo en el endurecimiento de las leyes relacionadas con la seguridad vial. En mi opinión alguien que conscientemente tiene conductas temerarias al volante es en esencia un asesino potencial, y como tal debe ser tratado.

Un saludo.

 
At 28 mayo, 2008 02:07, Blogger David Santos Holguín said...

Bajo mi punto de visa hay que controlar que aquel que es el encargado de supervisar las irregularidades en el "tajo" no avise antes a la empresa de turno antes de realizar la inspección.

Esto ocurre y hay que combatirlo.
Saludos
David Santos
www.13rosas.blogspot.com

 
At 28 mayo, 2008 10:13, Blogger manolo mata said...

En los tiempos del "boom" del ladrillo promotores y constructores sin escrúpulos obligaban a los trabajadores más especializados (piseros, estucadores, etc...) a constiuir sociedades o comunidades de bienes para actuar como falsos subcontratistas. Les obligan a firmaron contratos de subcontrata, declinando la empresa que contrata todo el tema de seguridad en el trabajo. Así hay microempresas de dos o tres trabajadores que trabajan a destajo en una obra como autónomos sin ninguna garantía, sin bajas, sin cotizaciones reales, etc... El chantaje es muy fuerte pues o es así o no los contratas. Se debería investigar cómo es posible que se hagan obras por millones de euros sin personal en plantilla.

 
At 28 mayo, 2008 23:28, Blogger rompegar said...

Para desgracia nuestra, la conciencia civica de los ciudadanos de este pais parece haberse adormilado ante los sucesos repetitivos de las muertes en el tajo, como resultdo de la aceptacion fatalista del accidente, el culpable ese trabajador descuidado.
Realmente los culpables de algunas de esas muertes son el azar y la mala suerte, pero en general podemos encontras cuatro culpables en mayor o menor grado, el trabajador por no cumplir con las reglas de seguridad establecidas, los sindicatos por no obligar a cumplir reglas y horarios a patronos y operarios, el patron por exigir mas de la cuenta a los trabajadores, con amenazas sutiles, y por ultimo el estado, en este caso el gobierno y la administracion, esta por dejadez en us funciones de vigilancia y prevencion, el primero, por no tener una legislacion clara y contundente sobre la materia, el ser ejemplo de las contrataiones que mas subcontratas tienen, subcontratas de pequeñas empresas que hacen por cuatro cuarto lo que los tiburones de la constuccion publica se ha quedado por millones, quien o cual gobierno romera un eslabon de esta cadena, si el gobierno no es capaz de frenar estos tipos de abusos, sino interviene y depura la administracion, sino solo sanciona sino que ejecuta y retira licencias a esas grandes empresas, raramente podremos frenar la sangria.
Las inspecciones deben de ser por sorpresa, sin avisos, y se debe de sancionar no solo al empresario sino incluso al mismo trabajador y en consecuencia a sus representantes sindicales, tal vez asi vayan comprendiendo que el trabajo no es un juego, sino que tiene graves riesgos,

 
At 29 mayo, 2008 01:41, Blogger Agua said...

No digo yo que no le importen...

Pero sí le digo que creo yo que sabe usted que pocos del tajo le leerán aquí.

Y que aún menos le contestarán.

 
At 30 mayo, 2008 21:46, Blogger Yo, Yuste said...

Yo soy de los que están en el "tajo": en una fábrica, a correturnos, festivos incluídos. Y soy de los que llevan años viendo como sí se ha tomado consciencia por parte de empresarios y trabajadores de los riesgos laborales.
Sin embargo antes las cosas estaban muy mal, y ahora no estan bien. Menos para los subcontratados. Y menos aún para los inmigrantes.
Y eso no es solo culpa de empresarios y trabajadores. Pero no digo más por miedo a que se me censure en este blog tan abierto y plural

 
At 31 mayo, 2008 18:12, Blogger D. Pero said...

Hola, me gustaría saber qué dicen las estadísticas de los accidentes laborales sobre las condiciones físicas en las que se encontraban los trabajadores, me refiero a su consumo en horas de trabajo de algún tipo de drogas, bien sea marihuana o alcohol, pro ejemplo. He visto casos en los que por la mañana los trabajadores se llevan botellas de vino, cerveza e incluso vodka para ir al trabajo. Esto puede ayudar a que trabajen con menos atención y tener más probabilidades de accidente, no sólo hacer un trabajo peor y menos productivo.

Saludos, Pedro.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home