martes, 7 de octubre de 2008

Ánimo María Amelia


Desde finales de agosto estábamos huérfanos de sus comentarios. Ahora descubrimos porqué y quiero que, entre todos, devolvamos aunque sólo sea un poco del cariño y la ilusión que hemos recibido de una maestra de la vida como es ella.

Hablo de María Amelia, la Blogger más anciana del mundo. Una mujer que nos sorprendió el día de su cumpleaños utilizando el regalo que había recibido de su nieto: un blog. Desde entonces, María Amelia nos ha dado un ejemplo de superación, de buen humor, y de un magnífico talante que sólo puede dar la escuela de la vida y la visión del mundo contemplado desde Muxía, en la costa gallega.

En diciembre, el 23, cumplirá 97 años y dos de vida como bloggera. Se que recibe comunicaciones de todo el mundo pero me gustaría que redobláramos el esfuerzo para que pueda sentir toda nuestra simpatía y contribuyamos a mejorar su ánimo.

María Amelia: ya se que te cuesta más atender tu blog. Pero te vamos a ayudar, entre todos, a que recuperes el ánimo. No nos puedes dejar así y, aunque sea de forma más espaciada para que descanse también tu nieto, queremos seguir conociendo tus “vivencias”, como te gusta decir a ti. Así que xa sabes María Amelia. Moita forza e lembra que nunca choveu que non escampase. Estamos todos agardándote na rede.

7 Comments:

At 07 octubre, 2008 17:39, Blogger MAX said...

Comparto con Maria Amelia, varios elementos, el primero, que también escribo desde la costa, el mar (-mediterráneo-), y varias de las letras que conforman el nombre de su pueblo MUXabIA, sólo intercalo en el nombre, una partícula "ab" (desde).
Y desde Xàbia (Javea), te deseo que sigas adelante, con tod@s nosotr@s, porque como decía mi muy querida abuela, 'yo ya llegué, vosotros ....'. Tú llegaste antes que yo a este mundo internauta y bloggeriano, y llevas más tiempo que muchos aportando tus experiencias, porque seguro son muchas y casi inabarcables.
Naciste un año después que mi abuela, y tu nieto tiene la fortuna de tenerte.

Eres un poco la abuela de much@s de nosotr@s. La madrina de l@s blogger@s.

Besos.

enric doménech

p.d.: me hubiera podido compartir con mi abuela la experiencia que compartes con tu nieto.

 
At 07 octubre, 2008 19:19, Blogger Agua said...

Su blog

 
At 07 octubre, 2008 19:56, Blogger chelistamara said...

Sólo y sencillamente darte las gracias por tu sensibilidad... por haberle dedicado a María Amelia ese post. Alguien lo ha pasado al blog de María Amelia y ahí lo he leído, y reconozco que me emocionó. Me enorgullezco de encontrar en "mi Partido" gente con tanta sensibilidad ¡que no la perdamos nunca!.

Un beso y un abrazo enorme.

CHELIS

 
At 07 octubre, 2008 21:01, Blogger PSOE ALBALAT said...

Nosotros tambien queremos animar Ana Maria Amelia, animo adelante.
Un abrazo desde el PSPV D´ALBALAT DE LA RIBERA.
Saludos a todos los lectores.
http://psoepspvalbalat.blogspot.com/

 
At 08 octubre, 2008 12:20, Blogger Diego Cruz said...

Mis palabras de ánimo para María Amelia, que es todo un referente en la red y un ejemplo de coraje y vitalidad. ¡No cambies nunca!. Un fuerte abrazo desde Madrid.

 
At 08 octubre, 2008 18:53, Blogger duda y meditación said...

Animo.
Espero que mejores, me pasé ayer por tu blog, pero me dio corte de hablar de esto allí, sin conocerte y por llegar "de rebote" desde otro blog...
¿El dolor y el estado de ánimo son cosas que se excluyen?
Quiero decir, si tu estado de ánimo es bueno, y alegre,... ¿los dolores, ...duelen igual?
Los medicamentos contra el dolor pueden afectar al estado de ánimo, no deberían de hacerlo, y no deberían de disminuir la capacidad de pensar o de escribir o de hablar con los amigos. Y, por supuesto, nadie debería de sufrir dolores hoy en día, en España, por muy enfermo que estuviese, o aunque no fuese así, por miedo a perder calidad de pensamiento, ..por miedo a estar "atontado" por los medicamentos contra el dolor...
En casi todos los países de Europa los médicos, jóvenes, y los mas concienciados, conocen a las famosas amigas que podrían solucionar algunos de estos problemas relacionados con el dolor, el estado de ánimo, y la capacidad de pensar normalmente. Ellas pueden en muchos casos encontrar la solución de esta ecuación: disminuir el dolor, sin restar capacidad de pensar normalmente, y mejorar el estado de ánimo, o alegrarlo.
Un saludo.
Que mejores.

 
At 16 octubre, 2008 12:33, Blogger mfmf said...

hola amigos: Como sigo el blog de María Amelia he llegado hasta aquí, el cuaderno de Pepe Blanco, gracias a este árbol de comunicación que suponen los blogs y que tanta libertad nos permite ejercer a los ciudadanos y nos proporcionan tantas satisfacciones personales, porque lo son el encontrar opiniones ( por cierto suscribo (me llamo Manolo Marzal) el comentario de Chelis y comparto su felicitación a Pepe Blanco por su sensibilidad), agradecimientos y felicitaciones a pensamientos y sentimientos expresados en opiniones de personas dispares en edad y en todo lo demás pero que sin embargo no dudan en mostrarse ante los demás y opinar, es decir mostrarse sinceramente a los demás. Bien, y en esto está María Amelia... se muestra, ahí es nada con frescura propia de la juventud madura, como si tuviese 30, 40 o 50 años, es decir como si fuese una joven, una persona madura, o una persona mayor y no una anciana; y este es el motivo de mi reflexión: nos asombra, nos produce un sentimiento de conmiseración o incluso nos da alegría porque parece que nos recuerda a nuestra abuela ya desaparecida y con la que no tuvimos la suerte de contactar con ella...PUES no creo que esto esté bien, algo nos falla. Yo creo que no somos del todo conscientes de lo que supone ser uno mismo a lo largo de las etapas de nuestras vidas y tendemos a ver a los mayores como algo milagroso cuando los vemos funcionando "como si no fuesen mayores" ( como es el caso de María Amelia o Santiago Carrillo o Vidal Beneito, pongo por caso). En estos tiempos se menosprecia a las personas que llegan a formar parte de las clases pasivas y, de alguna manera, socialmente, se las ningunea; precisamente por eso creo yo, son motivo de alabanza, regocijo etc. fijarse de vez en cuando en alguno de ellos para evadirnos para mejor sobrellevar esa minusvaloración de la que todos participamos, o como mucho los consideramos un mercado de futuro... Y es un tremendo error. Los mayores, viejos y ancianos somos un colectivo de ciudadanos que tenemos opinión, problemas (de pensiones, de sanidad, de asociacionismo, de participación social, y sobre todo de mejora de condiciones de vida)y necesidad de CONTAR EN la sociedad. Es preciso saber cual es la realidad de los mayores, y que haya interés por conocerla. Por eso me encantó leer a María Amelia cuando se expresa denunciando lo malo de su realidad, las deficiencias de su relación con las instituciones etc. en definitiva mostrando su espíritu crítico y por tanto analizador y prospectivo. Ese es el modelo de persona mayor (anciana en este caso)que debemos seguir y no el que transmite o parece transmitir el IMSERSO, con todos los respetos para con el aspecto lúdico, que siendo necesario no debe ocultar el aspecto reivindicativo que debería canalizar adecuadamente. Lo que pretendo decir es que María Amelia es un faro ejemplar de cómo seríamos si como ella dice se enseñase, se educase para ser viejo. Solo así estaremos en condiciones de vivir adecuadamente la etapa final de nuestras vidas y seremos más capaces de resolver las necesidades de atención y cuidados que no sean cubiertas por el Estado. Bueno, un abrazo a tod@s l@s blogger@s, especialmente a ti María Amelia.

 

Publicar un comentario

<< Home