martes, 8 de enero de 2008

No a la brutalidad

El secretario de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, dijo ayer que el Gobierno debería poner en marcha un Decreto Ley de medidas de reforma económica “brutal” para sacar a la economía de la desaceleración. A mí, este tipo de declaraciones me inquietan, porque ya sabemos todos lo que representa la palabra brutal en boca de la derecha: decretazo, congelación del sueldo de los funcionarios, recorte de prestaciones sociales, reducción de becas… En definitiva, la política económica que ha desarrollado el PP cuando ha estado en el poder.
También sabemos quiénes serían los más perjudicados por la brutalidad económica que pregona ahora el PP: pensionistas, a los que se mediocongelaría sus pensiones; ciudadanos con las rentas más bajas, a los que no se les subiría el salario mínimo; jóvenes que verían reducidas, cuando no desaparecidas, sus becas o que dejarían de percibir ayudas para poder emanciparse.
Si hay un ámbito en el que lo último que se debe hacer es adoptar medidas brutales ese es el de la economía. En este campo no valen las decisiones brutales para resolver cuestiones puntuales en el corto plazo ya que, a la larga, pueden terminar resultando contraproducentes. Ante estas reacciones histéricas e injustificadas, el Gobierno presenta hechos: incremento en las pensiones y el salario mínimo, ayudas de emancipación para los jóvenes, tres millones de puestos de trabajo creados en esta legislatura, 3,8% de crecimiento del PIB, o superávit, es decir, mayor ahorro en las cuenta del Estado que nos permite hacer frente a futuro mejor.

7 Comments:

At 08 enero, 2008 14:38, Blogger Alejandro said...

Pepe,
El alarmismo y miedo que intentan imponer desde el PP no busca más que generar descontentos y crispación. El PP esta haciendo campaña por la abstención. Esta intentando enfadar y desilusionar a la ciudadanía, para que esta no vote. El éxito del PP se basa en el fracaso del PSOE. Su estrategia electoral, a diferencia de la nuestra, que se basa en proyecto basado en principios, argumentos y con objetivos reales y alcanzables.
La economía no es el garante de los éxitos sociales. Es la sociedad quien garantiza los éxitos económicos. Este gobierno ha tenido éxitos económicos por haber llevado a cabo una política social. El no a la brutalidad del PP trata de culpar al gobierno de una situación económica internacional compleja.
Afortunadamente, el electorado español es sabio. El electorado español rechaza a los partidos que mienten. El electorado español sabe que la mentira como herramienta política es un recurso típico de los sistemas totalitarios. El electorado español es, ante todo, demócrata y rechaza por completo las tesis alarmistas basadas en la mentira como las que el PP lanza. El electorado español, en un acto de inteligencia, volverá a darle el gobierno al PSOE.
ajimenezgarcia@yahoo.es

 
At 09 enero, 2008 14:25, Blogger Miguel said...

No a la brutalidad, desde luego. Las reformas brutales en economía suelen ser muy mala cosa. Es parecido a llevar un coche, más vale ir dando ajustes pequeños que volantazos.

Esa es una medida desesperada, para cuando no se ha estado atento y tienes al camión encima tuya...

 
At 10 enero, 2008 10:13, Blogger Alfonso said...

Ay, este paisano jerezano mío. Ya aquí le conocemos bien. Fracasó como candidato a Alcalde de Jerez. Menos mal. Así nos evitamos de la 'brutalidad' de sus desiciones.
Es curioso como aumentó la capacidad de su adjetivo. Días antes hablaba de 'decisiones valientes'; más tarde de 'brutalidad'; a ver con que nos sorprende ahora, si no hay ningún asesor que le pare.

 
At 10 enero, 2008 10:57, Blogger Liberto said...

El catastrofismo sobre la economia no es razonable. Resulta ademas manipulador hacer creer a la poblacion que la cesta de la compra depende del gobierno cuando es el aumento de las materias primas ( petroleo, cereales,...) el principal responsable. Los gobiernos nacionales no puede corregir una economía global. Si lo intentara hacer seria acusado rápidamente por la derecha de "intervencionista"¿cabe mayor cinismo? No es razonable reclamar cambios "brutales" para una crisis coyuntural. El gobierno debe seguir explicando las politica económica con paciencia y asertividad.

 
At 11 enero, 2008 12:16, Blogger rosamari said...

Más de lo mismo. ¿porqué os sorprendéis?. Siguen aprovechando el más mínimo resquicio para el contraataque.

 
At 11 enero, 2008 13:12, Blogger Chus Greciet said...

Menos mal que los del PP eran liberales... porque pedir un Decreto Ley sobre medidas económicas es un poco, diría yo, intervencionista.

Ya no saben ni por dónde salir.

 
At 15 enero, 2008 14:48, Blogger Jesús María Uriz said...

El Gobierno que se forme tras las próximas elecciones tendrá que gobernar; tomar decisiones con los diferentes instrumentos que tiene a su alcance. El decreto-ley se utiliza en los casos de urgencia. se publica en el BOE y entra en vigor inmediatamente. Es una medida excepcional, pero plenamente constitucional.
El texto pasa al Congreso que puede, tras debatirlo, rechazarlo, ratificarlo tal como está o bien aceptarlo como cualquier otro proyecto de ley con presentación de enmiendas. Todo dentro de la más absoluta normalidad.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home